Son unos malditos

Los que piden una sudadera, un disco, un par de zapatillas, tesoros de tu armario que ya no le pertenecen.

Las que los devuelven sin que se los hayas pedido. En una caja de cartón o una bolsa de hipermercado.

Los que te llaman amor, mi vida, cielo, cariño, nena y otras memeces para no confundirse de nombre.

Las que te dan un número falso en vez de negártelo.

Los que cuando ella por fin es capaz de probar bocado en una cita, y no solo tontear con la ensalada, comentan sin escrúpulos que no están buscando nada serio.

0441

Las que necesitan tomarse un tiempo para ellas, las del paréntesis, las de ‘necesito mi espacio para pensar; un tiempo para mí…’ pero no te rechaza cuando te ofreces a recogerla en el aeropuerto o llevarla a casa después una noche de con sus amigas. Las que te permiten sentirte como un auténtico perdedor, mientras conduces a marchas forzadas y piensas soy un puto pringado.

Los lobos con piel de cordero.

Las mosquitas muertas.

Los que hablan con su novia por teléfono cuando están contigo bajo las sábanas.

Las que entonan el “entiendo que no me esperes” a sabiendas de que esperarías toda la jodida eternidad.

Los que no distinguen un desliz de la poligamia.

Las que te dicen “te echo de menos” cuando te han plantado. Probablemente por otro. Y tú, que te estabas recuperando, que lo estabas asimilando, pierdes de nuevo el control. Te vuelve a arder la boca del estómago; a bullir la puta cabeza pensando en ella. Hasta que al día siguiente te confiesa que estaba borracha y no se acuerda de nada.

Los que envían las mismas canciones de Leiva a todas sus víctimas.

Las ex que cuando quedáis en un nuevo place to be para tomar algo muerden la pajita. Seductoras de poca monta. 

Los que mienten con tanta naturalidad que ni su fucking madre podría cazarlos.

Las que engañan. Con premeditación y alevosía. Cuando estás indefenso y vulnerable. Cuando ya estás colgado y no hay vuelta atrás.

Los que relatan a sus colegas vuestras noches con pelos y señales y luego te abren la puerta.

Las que borran todas vuestras fotos de Facebook como si nunca os hubierais conocido.

Los que se disculpan sin saber el motivo.

Las que solo quieren que te disculpes, una y otra vez.

Los que no te adulan cuando la has cagado con un corte de pelo ridículo.

Las que al principio te exigen más tiempo, más atención, más mimos y luego los desprecian como si fueras un apestado.

Los que tienen una cita maestra, y la utilizan sistemáticamente con cada una de sus conquistas.

Las que fingen. Al principio, al final o en medio. Cuando estás con los tuyos y cuando nadie más os ve.

Los que aprovechan cualquier ocasión para decir lo buena que está tu amiga.

Las que se sorprenden cada vez que comentas que tu colega, ese que es más alto, más guapo y que gana más que tú, no tiene novia.

Los que dicen que su grupo favorito es Radiohead. Háganme caso, no son trigo limpio.

Las fans de The Smiths, están locas y son maestras del chantaje emocional.

Los que publican fotos con desconocidas en paraísos desconocidos, con festival de sonrisas y sin respetar el luto. Por desconsiderados.

Las que consiguen que te sientas culpable por no haber hecho algo que nunca te han pedido. Porque te enredan.

Los que no saben pedir perdón.

Las que no saben aceptarlo en cualquiera de sus formas. A veces debería bastar con un beso joder.

Los que te dejan y terminan diciendo “sé que me voy a arrepentir…” Mientras tú te lames las heridas.

Las que comienzan la conversación del fin con un “tenemos que hablar…” Porque a partir de entonces solo importará lo que ella diga.

Los de la callada por respuesta.

Las que siempre tienen la última palabra.

Los que se escudan. “Yo soy así”.

Las que te querían cambiar y lo han conseguido.

Los que te perdieron porque se lo propusieron y las que nunca quisieron tenerte.

Las que te hicieron creer que te querían y los que te quisieron pero nunca lo demostraron.

Malditos. Todos. 

Anuncios

2 comentarios en “Son unos malditos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s